DISCURSO DE TOMA DE POSESIÓN DE LA NUEVA JUNTA DIRECTIVA DE LA ACADEMIA SALVADOREÑA DE LA LENGUA, CORRESPONDIENTE DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA.


Señor Director Saliente de la Academia Salvadoreña de la Lengua,
Doctor René Fortín Magaña,
Señores Miembros de la Junta Directiva Saliente,
Compañeros de la Junta Directiva Entrante,
Compañeros Académicos,
Invitados Especiales,
Señoras y Señores.

“Por el que hecha rosas de oro cuando dice sus palabras. Por ti, Galindo, que labras tu pensamiento sonoro."

Así hablaba Rubén Darío, el de León y el mundo, de nuestro Francisco Esteban Galindo, (1850 – 1896), aquel poeta delicado y dulce, político honesto, dramaturgo, pedagogo y vibrante orador. Este hombre nuestro, cuya figura debemos rescatar, honró a esta Academia Salvadoreña de la Lengua en sus inicios, comenzando a labrar la estructura de esta institución seria e importante que es hoy.

Junto a él, hombres ilustres como don Juan J. Cañas, que nos da, dejándose escuchar en la música de Aberle, vibrante y sonora, la letra de nuestro Himno Nacional, que clama aun por la paz, por la concordia y por la libertad, dichas supremas ahora diluidas en esta confusa situación nacional.

Y después, tantos otros, como el sabio Don Darío González, rector de nuestra entonces Universidad Nacional, y gestor de su autonomía en el año de 1871.



Publicaciones

Compartir

Facebook Twitter Google

Academia Salvadoreña de la Lengua © Derechos Reservados
El Salvador, CA. 2014 || Diseño web: Sistemas Académicos